" Gratis lo recibisteis, dadlo gratis" (Mateo 10:8)

CASA  |  MAPA DEL SITIO  |  CONTACTO  |  AYUDA    
Estudios Bíblicos Libros Cristianos
Gratuitos
Libros-e Cristianos
Gratuitos
Acerca de Nosotros
 



 Sermones sobre temas importantes por el Rev. Paul C. Jong

 

Sermón sobre el Espíritu Santo 1



¿Cómo Podemos recibir al Espíritu Santo?


< Juan 7:37-39 >

“Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz, diciendo: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.” Pero El decía esto del Espíritu, que los que habían creído en El habían de recibir; porque el Espíritu no había sido dado todavía, pues Jesús aún no había sido glorificado.”



¿Es la recepción del Espíritu Santo una Experiencia separada de un cristiano?

La mayoría de los cristianos piensan que la creencia en Jesús y la recepción del Espíritu Santo son dos cosas diferentes. Esta es la razón por la cual están difícilmente intentando recibir el Espíritu Santo. ¡Cuando la mayoría de los creyentes en Jesús están en tal confusión, cuánta frustración tendrá Dios Padre! La única manera para que se escapen de tanta confusión es claramente saber el evangelio del agua y del Espíritu y creer en el.

Jesús dijo en Juan 7:38, “El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.” La frase “como ha dicho la Escritura” significa que quienquiera que crea en el evangelio del agua y del Espíritu puede recibir el Espíritu Santo. El Espíritu Santo mora en los corazones de los que creen que Cristo Jesús vino a esta tierra por el agua y el Espíritu y ha salvado a los pecadores de sus iniquidades.

Cuando uno sabe y cree en el evangelio del agua y del Espíritu, el Espíritu Santo entonces fluye en su corazón como un río. Jesús dijo que cualquier persona a que los sed deben venir a él y beber. Aquellos corazones en los que el Espíritu Santo fluye como un río son los que han recibido las verdaderamente asombrosas bendiciones creyendo en el evangelio del agua y del Espíritu. Como esto, el Espíritu Santo no viene pues como una experiencia separada de los que creen en Jesús “como la Escritura ha dicho.”

Los que en serio intentan recibir el Espíritu Santo creen ciegamente que si solamente ruegan ardientemente, El entonces descenderá sobre ellos. Pero tal fe no tiene nada que ver con el evangelio verdadero que nos permite recibir el Espíritu Santo dado por Jesús.

No es verdad el pensamiento de que uno puede recibir el Espíritu Santo dado por el Señor incluso mientras que se rechaza o no hace caso del evangelio del agua y el Espíritu. Sin la creencia en el evangelio del agua y del Espíritu dado por Jesús, no podemos recibir el Espíritu de Dios. No podemos comprarlo al igual que compramos mercancías con el dinero. El Espíritu Santo viene en nosotros como un regalo solamente cuando creemos en el evangelio del agua y del Espíritu.

¿Por qué no se permite a las personas que Espíritu Santo more en sus corazones incluso mientras que creen en Jesús? La respuesta a esta pregunta se encuentra en el evangelio del agua y del Espíritu dado por el Señor.

La razón por la que se ha convertido el cristianismo así es porque muchos han entendido mal el Espíritu Santo, según lo descrito en los Hechos 2, vino a los Apóstoles en el día de Pentecostés. La mayoría de ellos piensa que los Apóstoles recibieron la plenitud del Espíritu Santo por hacer rezos serios.

Aunque Jesús no da el Espíritu Santo a los que sean pecadores, todavía hay muchas personas que persisten en su terquedad. Cuando los que no saben el evangelio del agua y de del Espíritu buscan sedientamente al Espíritu Santo e insisten en su propia obstinación, demonios que demandan ser Jesús después vienen a ellos, y terminan sobre los fanáticos que se convierten en poseídos por estos espíritus malvados. Como tal, las personas no debe intentar recibir el Espíritu Santo por la fuerza de su propia terquedad.

Es muy peligroso para alguien que no ha recibido la remisión del pecado pedir el Espíritu Santo. Debemos darnos cuenta que esto es pedir algo que es imposible.

¿Desea saber más acerca "la fe del credo de los Apóstoles"? Por favor haga clic en el banner de abajo para obtener su libro gratis sobre el credo de los Apóstoles.
La fe del credo de los Apóstoles

La Biblia dice que la autoridad de los que han recibido la remisión del pecado es grande. En Juan 20:23, Jesús dijo, “A quienes perdonéis los pecados, éstos les son perdonados; a quienes retengáis los pecados, éstos les son retenidos.” Tal autoridad se da a los que han recibido el Espíritu Santo. Su autoridad es grande, y su responsabilidad es también grande. Jesús dijo a Pedro, “Te doy las llaves del cielo.” Ésta es la autoridad de que los que han recibido la remisión del pecado a través del evangelio del agua y del Espíritu.

La autoridad de los que han recibido la remisión del pecado y recibido el Espíritu Santo en sus corazones creyendo en el evangelio del agua y del Espíritu es verdaderamente asombrosa. Tienen la autoridad para conducir a las personas al camino del Cielo así como también tienen la autoridad para arrojarlas al infierno. Como tal, si los santos no difunden el evangelio de la remisión del pecado a los pecadores y los dejan como están, entonces ellos son los que llevan a estos pecadores a su destrucción. La autoridad para perdonar los pecados las personas es dada a los santos.

Damos nuestras gracias a Dios por dirigirnos en el evangelio del agua y del Espíritu y por habernos permitido recibir el Espíritu Santo. Hemos recibido el Espíritu Santo creyendo en el bautismo de Jesús y de la sangre de la Cruz como la remisión de nuestros pecados. El evangelio del agua y del Espíritu es el único evangelio verdadero que permite a la gente recibir el Espíritu Santo.

 

Regreso a la Lista

 


Versión impresa   |  

 
Bible studies
    Sermones
    Declaración de fe
    ¿Que es el evangelio?
    Términos Bíblicos
    PF sobre la Fe Cristiana
 

 
   
Copyright © 2001 - 2017 The New Life Mission. ALL RIGHTS reserved.