" Gratis lo recibisteis, dadlo gratis" (Mateo 10:8)

CASA  |  MAPA DEL SITIO  |  CONTACTO  |  AYUDA    
Estudios Bíblicos Libros Cristianos
Gratuitos
Libros-e Cristianos
Gratuitos
Acerca de Nosotros
 



 Sermones sobre temas importantes por el Rev. Paul C. Jong

 

Sermón sobre el Santo Hijo 10



El bautismo de Jesús y La Remisión de los Pecados


< Lucas 1:5-17 >

“Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, cierto sacerdote llamado Zacarías, del grupo de Abías, que tenía por mujer una de las hijas de Aarón que se llamaba Elizabeth. Ambos eran justos delante de Dios, y se conducían intachablemente en todos los mandamientos y preceptos del Señor. No tenían hijos, porque Elizabeth era estéril, y ambos eran de edad avanzada. Pero aconteció que mientras Zacarías ejercía su ministerio sacerdotal delante de Dios según el orden indicado a su grupo, conforme a la costumbre del sacerdocio, fue escogido por sorteo para entrar al templo del Señor y quemar incienso. Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora de la ofrenda de incienso. Y se le apareció un ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se turbó, y el temor se apoderó de él. Pero el ángel le dijo: No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido oída, y tu mujer Elizabeth te dará a luz un hijo, y lo llamarás Juan. Y tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán por su nacimiento. Porque él será grande delante del Señor; no beberá ni vino ni licor, y será lleno del Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre. Y él hará volver a muchos de los hijos de Israel al Señor su Dios. E irá delante de El en el espíritu y poder de Elías para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y a los desobedientes a la actitud de los justos, a fin de preparar para el Señor un pueblo bien dispuesto.”



¿Quién es Juan Bautista?

Dios envió a su hijo Jesús como el que “salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21). Para tomar sobre si los pecados de la humanidad, el Creador del universo Mismo encarnó a través de la Virgen Maria y vino a esta tierra como el cordero del sacrificio. Los ministerios de Jesús comenzaron con su bautismo. Cuando Jesús cumplió 30, Juan Bautista lo bautizó.

¿Quién es Juan Bautista? Jesús mismo testificó que Juan es el representante de toda la humanidad. Mateo 11:11-13 establece, “En verdad os digo que entre los nacidos de mujer no se ha levantado nadie mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que él. Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza. Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan.” Jesús dijo que de entre aquellos nacidos de mujeres no se ha levantado uno mayor que Juan el Bautista. El, que era mayor que todos los profetas de esta tierra tales como Isaías, Ezequiel, y Habacuc, y mayor incluso que Moisés del Antiguo Testamento, no era sino que Juan el Bautista, el representante de toda la humanidad.

En el Antiguo Testamento, los descendientes masculinos elegidos de Aarón fueron ungidos como los Sumos Sacerdotes. Los Sumos Sacerdotes como representantes de los Israelitas pasaron los pecados del pueblo de Israel sobre las cabras imponiendo las manos en su cabeza, para borrar todos los pecados de la humanidad Dios tuvo que levantar a Juan el Bautista como el representante de toda la humanidad y hacer que él pasara los pecados del mundo. Dios envió a Juan el Bautista a esta tierra como el último profeta. Y el último Sumo Sacerdote no era ningún otro que Juan el Bautista.

Dios se cercioró de pasar los pecados de toda la gente de este mundo solo a través de los descendientes de Aarón, El eligió a un descendiente de Aarón como estaba prometido—Juan el Bautista, el más grande de todo nacido de mujer —y le envió a este mundo seis meses antes que Jesús para convertir a mucha gente “la actitud de los justos, a fin de preparar para el Señor un pueblo bien dispuesto.” (Lucas 1:17).

De esta manera, Dios levantó a Juan el Bautista como el representante de la humanidad, y a través de él Dios pasó nuestros pecados sobre Jesús. Juan el Bautista vino antes de Jesús como testigo, y de la Palabra debemos descubrir cómo él dio testimonio.

Aarón pasó los pecados del pueblo de Israel a la cabra en el día de la Expiación, Juan el Bautista bautizó a Cristo Jesús y de tal modo pasó todos los pecados de la humanidad a El. Testifica cómo todos nuestros pecados se han borrado.



El Misterio del Bautismo de Jesús

Según lo mencionado antes, Juan el Bautista bautizó a Jesús, según lo descrito en Mateo 3:13-17. Generalmente bautizan a la gente sin incluso saber su significado, el bautismo se realiza negligentemente a quienquiera que ha memorizado los diez mandamientos, que promete guardar el Día del Señor, y está dispuesto a reconocer al Señor Jesús como su Salvador. Son extremadamente raros los que se bautizan con una comprensión clara del verdadero significado de este bautismo.

Viniendo a esta tierra, Juan el Bautista bautizó a Jesús, y debemos darnos cuenta porqué El tuvo que ser bautizado. Debemos preguntar porqué Jesús, que era sin pecado, tuvo que ser bautizado. Pero los que no han recibido la remisión del pecado no son curiosos sobre el bautismo de Jesús no pueden saberlo. El misterio de este bautismo lo pueden saber solamente los que han recibido la remisión del pecado.

Jesús es el Sumo Sacerdote del Reino del Cielo. Y Juan el Bautista es el Sumo Sacerdote y el representante de toda la humanidad. Juan el Bautista tenía la autoridad para pasar todos los pecados de la humanidad, y Jesús, el Sumo Sacerdote Celestial, aceptó que todos estos pecados pasaran hacia él dando su propio cuerpo como la ofrenda del sacrificio ante Dios, y de tal modo ha borrado los pecados de todos los seres humanos.

Mateo 3:15 establece, “Permítelo ahora; porque es conveniente que cumplamos así toda justicia” Bautizaron a Jesús en el río Jordán, el río de la muerte. Bautismo significa pasar a, ser sumergido, para limpiar, sepultar, transferir, y tiene el mismo significado que en el Antiguo Testamento imponer las manos. Mientras los pecados eran pasados sobre la ofrenda de sacrificio cuando las manos fueron puestas en su cabeza, todos nuestros pecados fueron pasados sobre Jesús cuando Juan el Bautista lo bautizó. Es decir, fue porque todos los pecados de la humanidad fueron pasados a Jesús que fue la ofrenda del sacrificio en nuestro lugar y fue condenado. El ritual por el cual Jesús aceptó de Juan todos los pecados de la humanidad es el bautismo.

Jesús vino a este mundo y fue bautizado para cumplir con toda la justicia de la humanidad y sin excepción perdonar los pecados de cada humano. ¿Bautizaron a Jesús porque él era humilde? Ése nunca fue el caso. Jesús dijo a Juan, “Permítelo ahora.” Porque Jesús vino a este mundo para tomar sobre si los pecados de la humanidad, El dijo, “Tu me pasarás los pecados a Mi y los aceptaré, porque es Mi tarea convertirme en el chivo expiatorio ante tu vista y de tal modo perdonar todos sus pecados.”

Debido a nuestros pecados, estamos encadenados al infierno, atormentados, y engañados por Satán, pero Jesús vino a salvar a personas como nosotros, hacernos justos y convertirnos en los niños de Dios.

Cuando bautizaron a Jesús y emergió del agua, el Espíritu Santo descendió como una paloma y atestiguó que El era el hijo de Dios. El Espíritu Santo es el que testificó, significando que Dios Mismo atestiguó que su Hijo Jesús aceptó todos los pecados de la humanidad con su bautismo.

Porque los pecados de la humanidad fueron pasados realmente sobre Jesús, Dios nos dice que somos sin pecado. Jesús no hubiera quitado todos los pecados cuando El vino a esta tierra, nosotros seguiríamos siendo pecadores no importa cuan ardientemente creamos en El. Habiendo borrado todos los pecados, dios nos está diciendo, “Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa.” (Hechos 16:31). Es creyendo que recibimos vida eterna.

Juan 1:29 dice, “Al día siguiente vio a Jesús que venía hacia él, y dijo: ‘He ahí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo!’” Juan el Bautista continuó gritando a las personas que todos los pecados de la humanidad fueron pasados a Jesús con su bautismo. No es ningún otro que Juan el Bautista que gritó, “El es el Hijo de Dios, el cordero de Dios que quita el pecado del mundo.”



¿Cuál es el pecado del mundo?

Jesús quitó los pecados del mundo. Jesús los eliminó al ser bautizado. Así llevando los pecados de la humanidad con Su bautismo, Jesús ofreció Su vida en la Cruz. Jesús tomó todos los pecados del mundo sobre Sí Mismo. Con Su bautismo, El quitó los pecados de nuestros propios padres y también de nuestras madres, ellos, también son la gente del mundo. Todos los pecados que cometemos a través del curso de nuestra vida entera, incluyendo los pecados que cometemos sin darnos cuenta, son los pecados del mundo. Estos pecados también fueron pasados sobre Jesús a través de Juan el Bautista. Los pecados que cometemos en nuestros años adolescentes son también los pecados del mundo, y así que estos pecados también fueron pasados sobre Jesús. Jesús no solo quitó los pecados de algunas personas especiales, sino que El quitó todos los pecados de cada humano.

Pero solamente se salvan los que creen en esta verdad, que Jesús acepto nuestros pecados a través de Juan el Bautista y los han perdonado todos. Si no creemos en esto, no podemos sino ser lanzados en el infierno debido a El. La puerta del Cielo se ha abierto ya hace mucho tiempo, pero si nuestros corazones todavía no creen en la verdad, no podemos ser salvados.

La gente irá al infierno porque no creen en la verdad del agua y del Espíritu, y porque no lo saben. Jesús quitó todos nuestros pecados del mundo. Todos los pecados que hemos cometido, en nuestra niñez, en nuestra adolescencia, o en nuestra edad adulta, son “los pecados del mundo,” y por lo tanto fueron pasados todos sobre Jesús. Jesús es el Hijo de Dios que tomó cada de nuestros pecados, sin dividirlos en pecados originales y/o personales.

¿Que no son los pecados que cometimos en mitad de la vida y en los años mayores los pecados del mundo? Éstos son también los pecados que cometimos en este mundo, y así que Jesús tomó estos pecados también. Porque su amor es eterno y extenso, Jesús no dividió nuestros pecados en pecados originales y personales sino que los aceptó todos con su bautismo.

Si Jesús hubiera muerto en la Cruz sin ser primero bautizado cuando El vino a esta tierra, entonces su muerte hubiera sido en vano. Que hayamos creído en el Señor y trabajado para El también hubiera sido en vano. ¿Los pecados de nuestros propios niños pasaron sobre Jesús? Comprobemos.

¿Desea saber más acerca "la fe del credo de los Apóstoles"? Por favor haga clic en el banner de abajo para obtener su libro gratis sobre el credo de los Apóstoles.
La fe del credo de los Apóstoles

Si usted todavía sigue siendo soltero pero consigue casarse y tiene hijos, los pecados de sus niños son también los pecados del mundo, y por lo tanto, también todos fueron pasados sobre Jesús. Los pecados de sus nietos y de sus descendientes también fueron pasados sobre Jesús, y Jesús también expió por todos estos pecados. Las debilidades de la humanidad son también los pecados del mundo. Sin embargo Jesús tomó sobre sí estos pecados con Su bautismo y derramó su sangre en la Cruz.

Jesús dijo en Juan 8:32, “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Y es verdad. Las personas que cuidan del Sábado solamente como cuestión de una doctrina denominacional y que aunque crean que Jesús quitó el pecado original ellos todavía tienen que arrepentirse de sus pecados diarios y no pueden sino continuar siendo más pecadores. Aunque intentan vivir según la Palabra de Dios y hacer buenas obras, cuanto más lo intentan, más difícil llega a ser para lograrlo. Pueden darse cuenta que se están haciendo aún más pecadores ante Dios.

En Cristo Jesús, ya hemos muerto con El por nuestros pecados, y también estamos vivos con él. Ahora no hay otra cosa que hacer usted y yo para ser salvados creyendo en Jesús, el Salvador de los pecadores que tomó sobre sí todos nuestros pecados con Su bautismo, cargó con los pecados del mundo a la Cruz y que murió en ella. Creyendo en esta verdad, en el evangelio del agua y el Espíritu, es la manera de recibir vida eterna.

 

Regreso a la Lista

 


Versión impresa   |  

 
Bible studies
    Sermones
    Declaración de fe
    ¿Que es el evangelio?
    Términos Bíblicos
    PF sobre la Fe Cristiana
 

 
   
Copyright © 2001 - 2017 The New Life Mission. ALL RIGHTS reserved.