" Gratis lo recibisteis, dadlo gratis" (Mateo 10:8)

CASA  |  MAPA DEL SITIO  |  CONTACTO  |  AYUDA    
Estudios Bíblicos Libros Cristianos
Gratuitos
Libros-e Cristianos
Gratuitos
Acerca de Nosotros
 



 Sermones sobre temas importantes por el Rev. Paul C. Jong

 

La Iglesia de Dios la Cual Será Grandemente Dañada en el Futuro

 

< Apocalipsis 12:1-17 >

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.”



Exégesis


Versículo 1: Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.

Esto nos dice de la Iglesia de Dios dando gloria a Él a través del martirio. “Una mujer vestida del sol” se refiere a la Iglesia de Dios sobre esta tierra, y la frase “y con la luna debajo de sus pies” significa que la Iglesia aún esta bajo el gobierno del mundo. La frase “y sobre su cabeza una corona de doce estrellas,” por otro lado, esto significa que Su Iglesia vencerá la persecución y amenazas de Satanás con su martirio.

Este versículo se refiere a la Iglesia de Dios en el centro de la Gran Tribulación. Su Iglesia sufrirá gran daño de parte de Satanás y será martirizada en el final de los tiempos, más sin embargo vencerá a Satanás con su fe y será glorificada por Dios. Aún durante el tiempo de la Gran Tribulación, los santos de la Iglesia de Dios vencerán al Anticristo y triunfarán con su martirio creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu.

Los hijos de Dios que han nacido de nuevo por el agua y el Espíritu ciertamente serán martirizados en los tiempos finales. Aquellos que ya han creído y servido a Dios antes de la llegada de la Tribulación, y aquellos que creerán en el evangelio y se levantarán como multitud de hongos en medio de la Tribulación, ambos tendrán la fe del martirio que les permitirá permanecer en contra y vencer al Anticristo.

Aquellos que son excluidos del martirio racionándolo a Él también serán excluidos del Cielo, y caerán en el infierno del Hades junto con Satanás. Y nosotros debemos prepararnos para abrazar nuestro martirio con una fe atrevida a menos que perdamos nuestras bendiciones eternas preparadas para nosotros. Y tenemos que saber que todos los nacidos de nuevo encararán la amenaza de Satanás. El martirio será momentáneo, y cuando este momento pase, el Reino del Milenio y el Cielo serán nuestros.

Como tal, debemos vivir esta era actual sabiendo que cuando llegue el tiempo final, seremos martirizados por fe a través del Espíritu Santo. Entonces el Espíritu Santo nos dará las palabras con las cuales hablar en este tiempo del martirio, permitiéndonos vencer con coraje nuestra persecución y voluntariamente abrazar nuestro martirio sin traicionar nuestra fe.

Aún en medio de la temible Tribulación, la Iglesia de Dios aún peleara en contra de Satanás y le vencerá siendo martirizada. Es muy claro que la Iglesia recibirá su recompensa de Dios venciendo al Anticristo con su martirio, creyendo en la Palabra de Dios aún durante esta última era de Satanás.

 

Versículo 2: Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.

Este versículo nos dice de la Iglesia de Dios en las tribulaciones. Nos habla de toda la Iglesia perseverando a través de las persecuciones y las tribulaciones de los tiempos finales traídos por Satanás. La Iglesia de Dios pasará a través de la Gran tribulación, el tiempo de su lucha en contra del Anticristo. Así los santos clamaran a Dios solo cuando pasen a través de la Gran Tribulación, oraran, “Dios, danos Tú gracia para que atravesemos rápido todas estas tribulaciones. Ayúdanos abatiendo todas estas tribulaciones. Permítenos vencer nuestras tribulaciones. ¡Haznos vencer a Satanás!”

 

Versículo 3: También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas;

Cuando Satanás haga su aparición sobre esta tierra en el futuro, él actuará como si fuera Dios, y reunirá a todas las naciones del mundo y las usará como sus instrumentos para cumplir sus propósitos. También, ciertamente asesinará a los santos y reinará en el mundo como Dios y como un rey.

La frase, “he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas” muestra que Satanás, el que rompe la paz, moverá a siete reyes y a diez naciones como él quiera. Nos dice que Satanás, en su propia esencia, fundamentalmente está en contra de Dios.

 

Versículo 4: y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. 

Este versículo nos dice lo que hace Satanás. El Dragón se volvió contra Dios en el Cielo y fue sacado de ahí. Se llevó un tercio de los ángeles del Cielo con Él para si mismo y los guío a su destrucción juntamente con él. Así él fue sacado de la presencia de Dios. Pero aún mientras está en esta tierra, él continua tratando de detener la obra del evangelio de Dios persiguiendo a aquellos que creen en el.

 

Versículo 5: Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. 

Esto nos dice que la Iglesia de Dios, debido a que es martirizada por creer en Jesucristo, será resucitada con Cristo y será raptada al reino del Cielo.

 

Versículo 6: Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. 

Este versículo nos dice que Dios alimentará a Su pueblo durante tres y medio años en este mundo. La Iglesia de Dios será alimentada y protegida por Dios durante 1,260 días antes de la llegada total de la tribulación, y cuando el tiempo llegue, peleará contra el Anticristo y será martirizada.

 

Versículos 7-8: Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 

Esto se refiere a Satanás expulsado totalmente del Cielo.

Antes de venir a este mundo, Satanás será arrojado totalmente del Cielo. El Diablo ya no tendrá la capacidad de permanecer en el Cielo. Satanás, quién tiene potestad sobre el aire, se sienta en ambos, el aire y la tierra, y gobierna sobre ellas ahora. Así, él será totalmente arrojado del Cielo, sobre esta tierra perseguirá a los santos aún más cuando llegue el tiempo final. Pero Satanás entonces será arrojado y totalmente destinado al abismo y al infierno preparado por Dios.

 

Versículo 9: Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 

En los tiempos finales, Satanás, mientras es arrojado del Cielo y enviado a esta tierra, perseguirá y asesinará a los santos por última vez. Entonces muchos santos serán martirizados en sus manos.

 

Versículo 10: Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 

Satanás ya no será encontrado en el Reino del Cielo. Cuando pasen los tiempos finales, él no tendrá la capacidad de permanecer más en el Cielo. Es por ello que Apocalipsis 21:27 nos dice que ni los hacedores de maldad ni los mentirosos se encuentran en el Cielo.,

 

Versículo 11: Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. 

Cuando los últimos tiempos lleguen, los santos serán martirizados por defender su fe. Quien quiera que sea un santo alcanzara la victoria de fe a través de su martirio en los últimos tiempos. Los mártires que creen en el Señor, en otras palabras, vencerán en su lucha contra la carne.

 

Versículo 12: Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. 

Mientras que Satanás, arrojado del Cielo, temporalmente tiene poder sobre el mundo, atormentará y perseguirá a los santos terriblemente cuando descienda a esta tierra. Pero para los santos quiénes serán martirizados y arrebatados en el aire, solo les espera gozo. Después del rapto, Dios derramará las plagas de los siete tazones sobre el mar y la tierra.

 

Versículo 13: Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 

Esto se refiere a la persecución de los santos que vendrá durante el tiempo de la Gran Tribulación. Los santos y el siervo de Dios morirán en este tiempo mientras son martirizados, pero de hecho esto será un logro de su victoria de fe. Ya no habrá más muerte, sufrimiento o maldición para ellos. Todo lo que queda para ellos será alabar a Dios y ser glorificados por siempre en el Cielo.

 

Versículo 14: Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.

La Biblia nos dice que el rapto ocurrirá después de que pasen los primeros tres años y medio de la Gran Tribulación. Esta Palabra dice que Dios dará a los santos Su protección y alimentación especial en medio de las plagas naturales de la Gran Tribulación. Dios nutrirá a aquellos de nosotros que guardemos nuestra fe para que podamos pelear en contra y vencer a Satanás con esta fe.

El que estemos viviendo para el evangelio del agua y el Espíritu es nuestra alimentación, y también lo es el predicar este evangelio. Aún hasta que las plagas de las siete trompetas desciendan sobre esta tierra, continuaremos viviendo nuestras vidas predicando el evangelio. ¿Por qué? Porque si no predicamos hasta el último momento de nuestro martirio, muchas almas se perderán en el infierno. No existe otro tiempo sino solo ahora.

 

¿Desea saber más acerca del Apocalipsis? Por favor haga clic en el banner de abajo para obtener su libro gratis sobre el Apocalipsis.

Versículos 15-17: Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. 

Antes, Satanás asesinó a los santos persiguiéndolos y haciendo que se apartaran del evangelio. Pero en la actualidad, mientras que el evangelio ha sido grandemente esparcido a través de varias formas, él trata de matar a los santos derramando pecado y ahogándolos en su flujo. Así, Satanás ha tratado de traer la muerte de muchos santos derramando el río del pecado y haciendo que beban de sus aguas, pero en vez de eso aquellos que aún no han nacido de nuevo han bebido toda el agua de este río. Mientras que muchos santos han sobrevivido y no han sido asesinados con este esfuerzo, Satanás vendrá con otro método para eliminarlos totalmente, como se muestra en el capitulo 13.

Regreso a la Lista

 


Versión impresa   |  

 
Bible studies
    Sermones
    Declaración de fe
    ¿Que es el evangelio?
    Términos Bíblicos
    PF sobre la Fe Cristiana
 

 
   
Copyright © 2001 - 2017 The New Life Mission. ALL RIGHTS reserved.