" Gratis lo recibisteis, dadlo gratis" (Mateo 10:8)

CASA  |  MAPA DEL SITIO  |  CONTACTO  |  AYUDA    
Estudios Bíblicos Libros Cristianos
Gratuitos
Libros-e Cristianos
Gratuitos
Acerca de Nosotros
 



 Sermones sobre temas importantes por el Rev. Paul C. Jong

 

¿Puede uno realmente adquirir el Espíritu Santo por su propio esfuerzo?


< Hechos 8:14-24 >

“Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás. Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí.”


¿Puede una persona recibir
el Espíritu Santo a través de la
imposición de manos?
No. Tal persona tiene que creer en el
evangelio del agua y del Espíritu.

Basado en el pasaje principal, quiero darle un mensaje sobre si “uno puede recibir la vida en el Espíritu Santo a través de su propio esfuerzo.” Los Apóstoles en la época de la Iglesia primitiva recibieron el poder de Dios y fueron enviados a varios lugares por Él. Hay varios eventos sobrenaturales en los Hechos, uno de ellos es el descenso del Espíritu Santo en los creyentes cuando los Apóstoles pusieron sus manos en sus cabezas. La Biblia dice, “Cuando los apóstoles impusieron las manos sobre aquellos que no habían recibido el Espíritu Santo todavía aunque ya habían creído en Jesús, ellos recibieron el Espíritu Santo.”

¿Entonces cómo es que ellos recibieron el Espíritu Santo a través de la imposición de manos? En ese momento la Palabra de Dios estaba apenas siendo escrita y el trabajo no se había completado todavía, así que Dios les dio poderes especiales a los Apóstoles para cumplir Su misión. Él estaba con los Apóstoles y produjo muchos milagros y maravillas a través de ellos. Era un tiempo especial, cuando Dios realizó las maravillas y milagros que podían verse con el ojo humano a fin de que las personas creyeran que Jesucristo es el Hijo de Dios y el Salvador. Fue necesario para Dios, que los Apóstoles, mostraran poderosamente el trabajo del Espíritu Santo para demostrar que Jesucristo es Dios y que Él es el Hijo de Dios, el Salvador. Si el Espíritu Santo no hubiera trabajado a través de las maravillas y milagros en la época de la Iglesia primitiva, nadie habría creído que Jesús es el Salvador.

Sin embargo, hoy no es necesario para nosotros recibir el Espíritu Santo a través de las maravillas visibles y milagros, debido a que la Biblia se ha completado. En cambio, la vida en el Espíritu Santo descansa ahora en la fe. En otras palabras, creyendo el evangelio de verdad. Dios da la vida en el Espíritu Santo a aquellos que tienen la fe en el evangelio de verdad delante de Dios. El vivir en el Espíritu Santo sólo sucede a aquellos que creen en las palabras de Dios, como fueron cumplidas por Jesús cuando vino a este mundo en Su bautismo y Su sangre.

Hoy día, muchos pastores enseñan a los creyentes que los fenómenos visibles de milagros son señales de la vida en el Espíritu Santo. Y ellos guían a los creyentes para recibir el Espíritu Santo de la misma manera. Ellos engañan a las personas dándoles enseñanzas falsas, como el hablar en lenguas como una señal de la venida del Espíritu Santo. Estos pastores se consideran a sí mismos como apóstoles que realizan grandes maravillas y milagros, y ellos llaman la atención de los fanáticos religiosos que quieren experimentar a Dios a través de sus emociones.

Este fanatismo se ha extendido en los Cristianos a lo largo del mundo, y muchos de ellos siguen sus creencias y reciben los espíritus malos a través de experiencias sobrenaturales. Aun ahora, las personas que fueron influenciadas por el fanatismo religioso piensan que ellos pueden encausar a otros para recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de manos.

Sin embargo, están engañados como Simón, ellos están como el mago que aparece en el pasaje principal. Están intoxicados con la auto-satisfacción y la codicia corpórea, y todos sus hechos sólo causan confusión entre las personas. Este tipo de enseñanza falsa se desvía del verdadero camino para recibir la vida en el Espíritu Santo delante Dios.

Incluso hoy, muchos falsos profetas hacen el trabajo de Satanás a través de sus prácticas religiosas injustas, pretendiendo hacer el trabajo del Espíritu Santo. Los verdaderos Cristianos debe aferrarse a la palabra de Dios, y al conocimiento de que ésta es el único medio para recibir la vida en el Espíritu Santo. Los así llamados Pentecostales, que ponen gran énfasis en las experiencias físicas del Espíritu Santo, deben desechar sus creencias absurdas, debe volver a la Palabra de Dios y deben creer en la verdad que los llevará ciertamente al vivir en el Espíritu Santo.

Simón era un mago famoso en Samaria en ese momento. Después de ver cómo a través de los discípulos de Jesús las personas recibían el Espíritu Santo, él trató de comprar el Espíritu Santo con dinero. Las personas con este tipo de fe se han vuelto esclavas de Satanás, usadas por él para hacer su trabajo, inevitablemente. Simón quiso recibir el Espíritu Santo pero su deseo no era nada más que pura codicia. Nosotros podemos ver que este tipo de fe no es la verdadera fe para recibir el Espíritu.

Simón intentó comprar el Espíritu Santo con dinero por su anhelo egoísta de aumentar su poder. Él fue reprendido severamente por el siervo de Dios, Pedro, por esta razón. Aunque fue dicho que Simón creyó en Jesús, él no fue un hombre que haya recibido el Espíritu Santo a través de la remisión de pecados. En otros términos, él creyó que podía recibir la vida en el Espíritu Santo dando cosas mundanas a Dios.

Aunque su apariencia exterior sugiriere que él era un creyente en Jesús, sus verdaderos pensamientos internos no tenían nada que ver con las verdaderas palabras de Jesús. En cambio, él estaba lleno de la codicia mundana. Reprendido por haber intentado comprar solo con su dinero el Espíritu Santo que es un regalo de Dios, el apóstol le dijo a Simón que su dinero pereciera con él.

Hoy día, falsos profetas poseídos por los espíritus malos buscan engañar a las personas haciéndolos que piensen que todos los milagros y maravillas son obras del Espíritu Santo. Nosotros podemos ver a menudo a personas que admiran este tipo de poder y arduamente oran para recibir el Espíritu Santo. Sin embargo, uno debe tener presente que nadie puede recibir la vida en el Espíritu Santo a través de las oraciones ofrecidas por su propia codicia mundana.

¿Hay también personas carismáticas alrededor de usted por pura casualidad? Usted debe estar en vela por este tipo de personas. Ellos se acercan otros con una fe fanática. Dicen que ellos pueden expulsar demonios e inclusive que pueden encausar a las personas para recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de manos. Sin embargo, ellos no poseen el poder del Espíritu Santo, sino el de los espíritus malos. Aquellos que afirman que ellos han recibido el Espíritu Santo por medio de la imposición de manos, realmente se guían a sí mismos y a otros para recibir sólo espíritus malos.

La verdadera vida en el Espíritu Santo viene sobre aquellos que creen en las palabras del agua y el Espíritu (1 Juan 5:3-7). Aunque el evangelio del agua y el Espíritu está claramente escrito en la Biblia, debido a que muchas personas tienen el pecado en sus corazones, ellos intentan alcanzar a Dios a través de poderes sobrenaturales y experiencias como entrar en trance,  hablando en lenguas, clarividencia y la expulsión de demonios. Así es como los falsos profetas pueden engañar a tantas personas para creer en un Cristianismo supersticioso derivado del diablo.

¡Pedro reprendió a Simón diciendo: “Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero! No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. Porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás.” Nosotros debemos suspirar de tristeza por el hecho que hay muchos ministros así estos días. La mayoría de ellos son personas carismáticas. Ellos piden dinero de su manada. Debemos mantenernos nuestra distancia de este tipo de fe y debemos recibir la vida en el Espíritu Santo creyendo en el verdadero evangelio del agua y el Espíritu (Mateo 3:15, 1 Pedro 3:21, Juan 1:29, Juan 19:21-23).



Las personas carismáticas trabajan a través de ¡La imposición de manos!

Nos debemos mantener lejos de este tipo de fe. Algunas personas tienen la creencia absurda hoy día que ellos pueden recibir el Espíritu Santo si ellos reciben la imposición de manos de aquellos que han obtenido el poder. Ellos piensan que porque las Escrituras dicen que muchas personas recibieron el Espíritu Santo cuando ellos experimentaron la imposición de manos de los Apóstoles, entonces ellos también lo podrían hacer así. Algunos pretenden también tener la creencia absurda que ellos pueden darles la vida en el Espíritu Santo a las personas a través de la imposición de sus propias manos. Nosotros debemos estar conscientes de la existencia de este tipo de personas.

No obstante, debemos tener presente que su fe es muy diferente a la de los Apóstoles en el tiempo de la iglesia temprana. Hoy día el desafío más serio a las creencias de algunos Cristianos es que ellos no tienen la fe en el verdadero evangelio del agua y el Espíritu. Ellos dicen que si creen en Dios, pero que no lo veneran y en cambio se engañan a sí mismos y a otros. Sin embargo, un pecador ni puede recibir la vida en el Espíritu Santo ni encausar a otros para recibirlo. Si alguien dice que el Espíritu vino a un pecador, este espíritu no era el verdadero Espíritu Santo; en cambio era el espíritu de Satanás que sólo pretende ser el verdadero Espíritu.

Los Apóstoles durante el tiempo de la iglesia temprana eran personas que conocieron y creyeron que Jesucristo era el Salvador que se llevó todos los pecados de humanidad a través de Su bautismo por Juan y Su muerte en la Cruz. Ellos pudieron recibir la vida en el Espíritu Santo debido a que creyeron en la verdad del bautismo de Jesús y Su sangre en la Cruz. Ellos también predicaron el evangelio del agua y el Espíritu a otros,  ayudándoles así a recibir la vida en el Espíritu Santo.

Pero hoy día, muchos Cristianos han equivocado las creencias fanáticas. ¿Es hoy día es muy posible para un pecador recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de manos de otro ministro pecador? Esto es completamente sin sentido. Hay personas que dicen que aunque ellos tienen pecado en sus corazones, ellos han recibido la vida en el Espíritu Santo. Aun cuando alguien aparente ser un buen pastor a los ojos de su congregación, él no puede encausar a nadie para recibir la vida en el Espíritu Santo si hay pecado en su corazón.

No obstante, muchas personas tienen este tipo de fe mala. Ésta es la razón por la que muchos falsos profetas pueden guiar a las personas al infierno. Usted debe saber de hecho que ésos que enseñan este tipo de fe son falsos profetas. Éstas son personas que ya han sido capturadas por los demonios.

¿Si una persona tiene el pecado en su corazón, el Espíritu Santo puede morar en él? La respuesta es no. ¿Entonces es posible para una persona que tiene el pecado en su corazón encausar otros para recibir la vida en el Espíritu Santo? De nuevo, la respuesta es no. ¿Entonces que guía a las personas carismáticas hoy día para realizar milagros y maravillas en el Cristianismo,  mientras ellos todavía tienen el pecado en sus corazones? Los espíritus malos lo hacen. El Espíritu Santo nunca puede morar dentro de un pecador. Él sólo mora en aquellos que tienen fe en el evangelio del agua y el Espíritu. ¿Usted está seguro que el espíritu que vino a usted es el Espíritu Santo?

En Juan 3:5, Jesús dijo, “..Que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” Como tal, la vida en el Espíritu Santo sólo puede ser obtenida creyendo en el verdadero evangelio del agua y el Espíritu. El error que muchos Cristianos cometen hoy día es creer que uno también puede recibir la vida en el Espíritu Santo recibiendo la imposición de manos de un ministro pecador. Éste es un error crucial. Hoy día, muchos Cristianos y ministros tienen la fe y la convicción que la vida en el Espíritu Santo viene a ellos a través de la imposición de manos.



La relación entre la verdadera remisión de pecados y la imposición de manos

“La imposición de manos” Significa que a través de la cuál se puede pasar algo sobre alguien o sobre un objeto. Piense en esto de esta manera: Si nosotros hablamos por micrófono, el sonido viaja a través de los cables hasta el amplificador y entonces sale por los fuertes altavoces para que todos podamos oírlo. De manera semejante, en el Antiguo Testamento, cuando un pecador ponía sus manos en la cabeza de la ofrenda del pecado, sus pecados se pasaban hacia la ofrenda de pecado y el pecador era perdonado así. De la misma manera, el poder de Dios pasa a las personas cuando Sus siervos pusieron sus manos sobre ellos. De esta manera, la imposición de manos ha tomado en el significado de “pasar, o transferir.”

Los carismáticos no guían a las personas para tener la vida en el Espíritu Santo a través de la imposición de manos, en cambio ellos los guían a recibir los espíritus malos. Usted debe recordar que una persona con el poder de espíritus malos pasa los espíritus a otros a través de la imposición de manos. Cuando una persona poseída por el demonio pone sus manos en la cabeza de otro, el demonio de él pasa a esa otra persona, debido a que Satanás trabaja a través de los pecadores. Por esta razón, todos debemos creer en el evangelio del agua y el Espíritu si se quiere recibir la vida en el Espíritu Santo. Satanás regula a aquellos que están en el pecado, aun cuando ellos creen en Jesús, si ellos no reciben la remisión de pecados.

Si alguien recibe la imposición de manos de una persona demonio-poseída, los demonios también vendrán a él y él también realizará milagros falsos. Nosotros tenemos que saber que los demonios vienen a morar en otros a través de la imposición de manos, y que la vida en el Espíritu Santo sólo es posible a través de la fe en el evangelio del agua y el Espíritu.

La imposición de manos es un método establecido por Dios para pasar algo sobre de otro. Pero Satanás guía a muchas personas para recibir los espíritus malos a través de la imposición de manos. El hecho que hoy día hay muchas personas que intentan comprar el poder del Espíritu Santo con dinero es un problema aun más grande.



La mayoría de los Cristianos entienden mal la verdad de la vida en el Espíritu Santo

Cuando les preguntó cómo pueden recibir la vida en el Espíritu Santo, muchas personas responden que es posible a través de las oraciones de arrepentimiento o ayunando. Esto no es verdad. ¿El Espíritu Santo viene en usted cuándo usted ofrece las oraciones especiales a Dios? No. El vivir en el Espíritu Santo sólo se da en aquellos que creen en el evangelio del agua y el Espíritu.

Debido a que Dios es la verdad, Él estableció la ley para recibir la vida en el Espíritu Santo. ¿El Espíritu Santo puede morar en una persona que tiene el pecado en su corazón? La respuesta es no más que definitivamente. Uno no puede recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de manos. Aunque alguien asista a las reuniones del reavivamiento y francamente ore a Dios para que él pueda recibir el poder del Espíritu Santo, el Espíritu Santo permanecerá fuera de su alcance. Pues los pecadores obviamente no pueden recibir la vida en el Espíritu Santo. Los pecadores pueden recibir la verdadera vida en el Espíritu Santo como un regalo, pero sólo cuando ellos reciban la remisión de pecados creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu.

Cualquiera que no conoce el evangelio del agua y el Espíritu no puede recibir la vida en el Espíritu Santo. Hoy día el evangelio del agua y el Espíritu se está extendiendo rápidamente a través de la literatura cristiana, reuniones de la iglesia, la Internet, e incluso mediante libros electrónicos a lo largo del mundo. Por consiguiente, cualquiera que busca el verdadero evangelio puede creer en él y puede recibir la vida en el Espíritu Santo. Si usted no ha recibido la vida en el Espíritu Santo todavía, usted debe comprender que para hacerlo, usted debe creer en el evangelio del agua y el Espíritu.



¡El primer ejemplo de la fe falsa!

Hoy día cuando examinamos los síntomas de las personas que reciben los espíritus falsos, nosotros podemos ver la existencia real de demonios. “Las reuniones del reavivamiento para el Espíritu Santo” son reuniones en las cuales las personas desesperadamente quieren recibir el Espíritu Santo. En estas reuniones vemos a las personas aplaudiendo y ofreciendo oraciones de arrepentimiento  mientras lloran y ayunan. El predicador les dice que ofrezcan oraciones frenéticas diciéndoles que el Espíritu Santo no vendrá en ellos hasta que lo hagan así. ¡Las personas entonces claman, “Señor!” Y empiezan con sus oraciones frenéticas.

¿Estos fanáticos pueden recibir la vida en el Espíritu Santo de esta manera? No. En tales reuniones usted verá a las personas gritar y caerse, y luego estremecerse,  haciendo ruidos extraños. Algunos se caen y se estremecen en la tierra aquí y allá, nosotros les vemos gritar y empiezan a hablar en lenguas. Alguien grita a lo largo de la reunión moviendo su cabeza y la muchedumbre se contagia con la emoción. Algunos de ellos empiezan a tener ataques, agitándose por todos lados y hablando en lenguas. Esas personas dicen que estos fenómenos son la evidencia de que el Espíritu Santo ha venido en ellos. ¿Pero piense en lo que pasa cuándo un demonio hace su trabajo? ¿Es este el trabajo del Espíritu Santo? Definitivamente no lo es.



Satanás engaña a muchos Cristianos

Hoy día, muchos Cristianos llevan el tipo de vidas religiosas que Satanás quiere. Satanás engaña a las personas diciéndoles que ellos tienen que recibir la imposición de manos de un poderoso ministro para recibir el Espíritu Santo. Muchos Cristianos tienden a creer esto como una doctrina formal. Satanás también planta la idea en las cabezas de las personas que ellos recibirán el Espíritu Santo si ellos oran excesivamente. Satanás ha estado intentando doblar y triplicar el número de las personas que tienen este tipo de fe.

Por consiguiente muchas personas no saben, y ni siquiera intentan aprender sobre el evangelio del agua y el Espíritu. Nosotros debemos esforzarnos para evitar los pensamientos que Satanás intenta poner en nuestras cabezas y saber y creer en el evangelio del agua y el Espíritu. El vivir en el Espíritu Santo sólo viene en aquellos que creen en el evangelio del agua y el Espíritu. Usted debe creer en esto.



Conceptos Cristianos erróneos sobre la vida en el Espíritu Santo

Antes que nada, hay una gran equivocación, en las creencias de muchos que se han adherido al Cristianismo carismático. Ellos intentan recibir el Espíritu Santo con el pecado en sus corazones. Ellos creen equivocadamente que aunque ellos tienen el pecado en sus corazones, ellos podrán recibir la vida en el Espíritu Santo. Sin embargo, una persona sin fe en el evangelio del agua y el Espíritu no puede recibir la llenura del Espíritu Santo.

En segundo lugar, se dice que la arrogancia de personas les impide recibir la vida en el Espíritu Santo. ¿Entonces significa esto que uno puede recibir el Espíritu Santo si él no se comporta arrogantemente? ¿Hay una persona en este mundo que no tenga aun un pedacito de arrogancia? Una persona arrogante que no puede ser perdonada por Dios, es aquella que agrega sus propios pensamientos a la Palabra de Dios. Muchas personas intentan recibir la vida en el Espíritu Santo a través de sus propios métodos, ignorando el verdadero evangelio del agua y el Espíritu. Sin embargo, la vida en el Espíritu Santo sólo viene en aquellos que creen en el evangelio del agua y el Espíritu.

En tercer lugar, se dice que la vida en el Espíritu Santo viene cuando alguien confiesa todos sus pecados francamente ante Dios. Así que les instan para que confiesen sus pecados cuando ellos quieren recibir el Espíritu Santo. Pero usted debe recordar que la vida en el Espíritu Santo no viene cuando alguien confiesa sus pecados simplemente. La mayoría de los Cristianos hoy día ávidamente desean la vida en el Espíritu Santo y Su llenura pero ellos no pueden recibir la vida en el Espíritu Santo debido a que todavía tienen el pecado en sus corazones. Una persona con este tipo de deseo precipitado será capturada por los demonios.

En cuarto lugar, algunos dicen que la vida en el Espíritu Santo puede recibirse cuando nosotros solicitamos seriamente a Dios que nos dé tal bendición. Sin embargo no puede obtenerse a través de rogarlo. Éste es simplemente un pensamiento equivocado.

En quinto lugar, algunos identifican la vida en el Espíritu Santo con la posesión de un poco de poderes espirituales. Hablar en lenguas lo consideran una evidencia común de la vida en el Espíritu Santo. Pero el Espíritu Santo simplemente no-mora en el corazón de uno simplemente porque él puede expulsar demonios en el nombre de Jesús o hable en lenguas extrañas. El pecado pertenece a Satanás. ¿ Puede alguien con el pecado en su corazón decir que verdaderamente ha recibido la vida en el Espíritu Santo debido a que posee un poco de poderes extraños? Una vez más, esto es un truco hecho por los demonios.

El evangelio del agua y el Espíritu que Jesús nos dio es el único evangelio verdadero que puede llevarnos recibir la vida en el Espíritu Santo. Si usted todavía piensa que usted puede recibir el Espíritu Santo y la remisión de pecados a través de otros métodos, usted se engaña profundamente. Yo espero que usted sea librado de sus creencias equivocadas y en cambio venga a tener pensamientos espirituales y la fe auténtica.

No es exageración decir que hoy día muchos Cristianos son poseídos por los demonios. Muchos Cristianos a lo largo del mundo caen bajo el poder de los demonios debido a que ellos quieren recibir la vida en el Espíritu Santo a través de las reuniones especiales del reavivamiento o recibiendo la imposición de manos. Ellos van a personas específicas como los superintendentes de las casas de oración, líderes, diáconos, o pastores que dicen haber recibido el poder del Espíritu Santo. Ellos van a ellos con la esperanza de recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de manos. Sin embargo, nadie puede recibir el gozo de vivir en el Espíritu Santo en esta vida a través de este tipo de fe, no importa qué tan arduamente ellos creen en Jesús. En otras palabras, no hay nadie, excepto Dios que puede encausar a alguien para recibir la vida en el Espíritu Santo.

Así como Simón, muchas personas intentan comprar el Espíritu Santo hoy día. Ellos intentan recibir el Espíritu Santo creyendo en las enseñanzas mundanas, no en el evangelio. La mayoría de los Cristianos a lo largo del mundo están atorados en esto que se ha impuesto en su mente. El Espíritu Santo sólo viene a aquellos que tienen las características necesarias para recibirlo. La única fórmula para recibir el Espíritu Santo es creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu y esto es la única respuesta a la verdad (Hechos 2:38).

Recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de manos sólo fue posible por un período corto en la época de la Iglesia primitiva. Después de éste la vida en el Espíritu Santo fue dada a las personas al mismo tiempo cuando ellas vinieron conocer y creer en el evangelio del agua y el Espíritu. Por consiguiente, la forma en que el trabajo del Espíritu Santo se manifiesta es a través de la fe en la Palabra de Dios, todo lo demás es obra de demonios. Dios dice que los demonios son siervos de Satanás, y Satanás ha trabajado ingeniosamente de tal manera que las personas no pueden recibir la remisión de pecado aun cuando ellos creen en Jesús. Satanás engaña a las personas diciendo que él les dará el Espíritu Santo si ellos creen en Jesús y reciben la imposición de manos. Satanás extiende su territorio a lo largo del mundo a través de este tipo de engaño.

Ahora miraremos los síntomas de aquellos poseídos por los demonios. Primero, cuando nosotros examinamos los síntomas de posesión por un demonio en un adivino o shaman, nosotros vemos que ellos experimentan ataques temblorosos, entran en trance e incluso manejan el desmayo. Entonces sus lenguas se tuercen y las palabras extrañas salen de sus bocas contra su voluntad. Ellos hablan en lenguas extrañas.

Tanto Hechiceros como Cristianos que han sido poseídos por los demonios a través de la imposición de manos comparten esta experiencia. Cuando un reavivalista carismático saca su micrófono y grita, “Con el fuego, con el fuego, con el fuego,” la congregación se excita y pierde el autodominio. Las personas que quieren recibir la imposición de manos de él pasan al frente. Ellos experimentan los ataques temblorosos ingobernables y hablan en lenguas. Estos síntomas son el trabajo de demonios que están pretendiendo hacer el trabajo del Espíritu Santo.

Las personas que son poseídas por espíritus malos que pueden ser convocados por los shamanes y adivinos de cada religión primitiva muestran los mismos síntomas como el de los Cristianos que son poseídos por los demonios a través de la imposición de manos. Sin embargo, las personas entienden mal esto, a pesar de esta evidencia. Esos Cristianos se sumergen en la confusión profunda debido a que ellos piensan que han recibido el Espíritu Santo cuando ellos experimentan estos tipos de síntomas.



Satanás trabaja a través de los Cristianos como Adivino

Satanás le permite a las personas poseídas por el demonio que hagan oraciones proféticas. Ellos profetizan diciendo, “Usted será un líder precioso. Miles de ovejas vendrán delante de usted. Dios lo entrenará en el futuro y le dará un precioso liderazgo” A otros les dice palabras engañosas como, “Usted será un siervo precioso de Dios. Usted será siervo muy dignificado de Dios,” para animar a las personas a seguirlos y vivir como siervos de los demonios a lo largo de sus vidas.

Los Adivinos también hacen profecías sobre el futuro de otras personas. “Usted debe cuidarse del agua en el futuro.” “Usted ganará mucho dinero.” “Un hombre noble vendrá del Este y lo ayudará.” Éstos son ejemplos de las cosas que ellos dicen. El primer síntoma que se presenta en las personas poseídas por el demonio es que ellos hacen falsas profecías.

Entonces hablan en lenguas que ellos ni siquiera pueden entender. Experimentan estremecimientos e igualmente muestran síntomas de desorden de personalidad. Si usted se encuentra a un shaman o adivino, ¿Puede usted afirmar que ellos tienen personalidades legítimas? A menudo ellos le hablan rudamente a las personas que son mucho más viejas que ellos.

Sin embargo, las personas que verdaderamente viven en el Espíritu Santo, lo han recibido creyendo en la verdad bíblica que dice que Jesús limpió todos los pecados de mundo a través de Su bautismo y muerte en la Cruz. Estas personas también ayudan a otros a conocer y creer en el evangelio del agua y el Espíritu, y les ayudan a recibir la remisión de pecados y a vivir en el Espíritu Santo. Ellos intentan vivir de una manera justa, y sus personalidades son tan agradables que parecen guiar a otros a tener la fe bendita de Dios y a vivir el tipo de vida que le agrada a Dios. De vez en cuando Dios los reprende para conservarles santos cuando sus mentes piensan en retroceder al mundo.

El justo quién ha recibido la remisión de todos los pecados es definitivamente diferente de las personas cuyas personalidades han sido destruidas por los espíritus malos. La verdadera personalidad vive de nuevo si uno recibe la remisión de pecados y por ello también recibe la vida en el Espíritu Santo. Adicionalmente, el justo está profundamente preocupado por aquellos que están bajo otras circunstancias, por lo que ellos necesitan de verdad en la Palabra de Dios,  orando por ellos para que sean liberados, y sacrificándose realmente a sí mismos para ayudarlos.

Por otro lado, podemos ver que las personalidades de las personas poseídas por el demonio han sido terriblemente destruidas. Satanás los controla y los doblega a su voluntad debido a que ellos piensan que a las cosas que viven como el estremecimiento y hablar en lenguas son los dones del Espíritu Santo. Sin embargo, estas experiencias definitivamente no son los dones del Espíritu Santo.

Hay tantos ministros que están orgullosos de sus poderes tales como hacer profecías en el nombre de Dios,  siendo capaces de realizar muchas maravillas y hablar en lenguas. Pero si ellos todavía tienen el pecado en sus corazones, entonces sus poderes son la evidencia firme al hecho que ellos están poseídos por el demonio. Por consiguiente, ellos no pueden dar la vida en el Espíritu Santo a otros, sino más bien pueden dar sólo eso que proviene de los demonios. También, debido a que Satanás es engañoso, el milagro que ellos han realizado lo logran muy fácilmente y por un período muy corto de tiempo.

Hay una diferencia clara entre el trabajo del Espíritu Santo y el de un demonio. Aunque puede parecer como si el trabajo del Espíritu Santo no ofreciera ninguna experiencia particular o dones maravillosos al principio, conforme pasa el tiempo, el poder de Dios crece en los corazones de los justos incesantemente así como el sol se levanta por la mañana.



Cristianos poseídos por el Demonio

¿Porque es que mucha gente viene
a ser poseída por el demonio pese
a que ellos tratan de recibir
al Espíritu Santo?
Debido a que ellos reciben demonios
a través de la imposición de manos
de los falsos profetas.

Sorprendentemente, nosotros podemos ver a muchos creyentes en Jesús cuyos cuerpos y almas se han ido a la ruina debido a que ellos recibieron demonios a través de la imposición de manos de los falsos profetas. Estas personas no tienen nada que hacer con Dios debido a que su fe no descansa en las palabras de la Biblia. Ellos están ocupados utilizando su poder sin saber que sus servicios están guiando a muchas personas a ser siervos de Satanás. ¿Por qué ellos trabajan tan duro aplicando sus poderes en el Cristianismo? Porque los así llamados poderes suyos desaparecerán pronto si ellos no los usan. Ésta es la razón por la cual ellos se mantienen muy ocupados en esto.

Ellos tienen que orar y practicar las maravillas y señales en el nombre de Jesús continuamente. Las personas que dicen, “yo he recibido el don de predicar el evangelio,” continuamente tienen que predicar el evangelio debido a que si ellos no lo hacen así, su seudo-felicidad pronto desaparece. Si estas personas no son fieles a los regalos del demonio de hablar en otras lenguas, curación, o profecía, es decir, que si ellos no son fieles a las obras de Satanás, entonces él puede hacerles enfermar por largo tiempo. Así como un adivino o un shaman se enferman por largo tiempo cuando descuida el papel que como siervo de Satanás tiene que hacer. Esto es por lo cual ellos tienen que usar los regalos que fervientemente han recibido de Satanás para que no sean abandonados en la miseria después de que ellos han agotado sus poderes.

Yo supe de alguien que era un creyente ferviente en Jesús y una vez parecía como si él poseyera muchos poderes de Dios. Él animó a personas para que recibieran la llenura del Espíritu Santo y dirigió reuniones de reavivamiento en las que él expulsó demonios a través de la imposición de manos, y también realizó maravillas como hablar en lenguas y sanidades. Él vino a ser objeto de envidia y de respeto por sus obras maravillas. Cientos de miles de creyentes lo siguieron. Sin embargo, pronto él empezó a negar a Jesús diciendo, “Jesucristo es un fracaso. Él no es el Hijo de Dios.” Él maldijo a Jesucristo e incluso dijo que él era el propio Dios. Él mató a Jesucristo finalmente en su corazón y en los corazones de muchos Cristianos.

Ellos le enseñan a la gente los métodos para recibir el Espíritu Santo, pensando que es posible recibirlo ofreciendo oraciones de arrepentimiento. Sin embargo, este método de recibir el Espíritu Santo no está basado en la Palabra de Dios. A pesar de esto, ellos dicen que si un creyente en Jesús habla en lenguas y profetiza, entonces ésta es prueba de la venida del Espíritu Santo sobre él. Porque muchas personas no han entendido la verdad de la vida en el Espíritu Santo, ellos creen que también pueden recibir el Espíritu Santo aprendiendo y siguiendo las enseñanzas de los falsos profetas. Así es cómo Satanás pudo llenar a muchos Cristianos con espíritus de demonios y reinar sobre estas personas. Todos estos métodos son trampas de Satanás.

Numerosas personas han sido poseídas por los demonios mediante las enseñanzas de los falsos profetas. Los creyentes ordinarios llevan una vida religiosa aburrida, pero los poseídos por el demonio usan el poder de los malos espíritus y aparentemente llevan vidas religiosas apasionadas. ¿Cuáles son las habilidades que ellos muestran? Ellos tienen habilidades de sanar, hablar en lenguas extrañas y la de guiar a otros para ser poseídos por los demonios a través de la imposición de manos. Nosotros debemos saber que la imposición de manos es un método de pasar algo a otros y que el reino de los demonios se ha extendido grandemente a través de esto.



¡Los malos espíritus trabajan a través de la codicia humana!

Satanás trabaja en las personas como Simón del pasaje principal. Estas personas dicen que pueden recibir el Espíritu Santo a través de la imposición de manos, sin tener en cuenta su fe en el evangelio del agua y el Espíritu. Hoy día muchas personas son engañadas por Satanás, e intentan recibir el Espíritu Santo a través de las oraciones de arrepentimiento,  ayunando, sacrificándose o por la imposición de manos. Sin embargo, ellos están poseídos por los demonios y llevan una vida maldita.

[2] El Cristianismo occidental se empezó a marchitar al mismo tiempo que la prosperidad material y consumismo en masa en la mitad última del siglo20, como resultado de esto, muchos Cristianos que estaba buscando una manera de caminar más cerca de Jesús estuvieron insatisfechos con la sequedad de sus iglesias anteriores. Otros se afligieron con la falta de fe o el lento crecimiento espiritual, y todavía otros se frustraron por su incapacidad de traducir su fe en amor personal a Jesús. El así llamado movimiento pentecostés-carismático se levantó bajo esas circunstancias. Aquellos que complacieron en este movimiento buscan experiencias entusiásticas y prácticas como hablar en las lenguas, profetizando, realizando milagros y maravillas, admirando los primeros eventos del Pentecostés. Ellos confían de buena gana en su entusiasmo en el llamado dominio del Espíritu Santo, pero sinceramente hablando la mayoría de sus enseñanzas y prácticas no están basadas en la Biblia. En el mundo en vías de desarrollo, este movimiento se ha desarrollado tremendamente dentro del contexto de sus necesidades. Sus líderes han atraído Cristianos en el ámbito mundial de países en vías de desarrollo bendecidos con riqueza y salud junto con el entusiasmo religioso. Algunas desviaciones del movimiento como el Neo-Pentecostalismo es incluso reportado como el movimiento que comparte las mismas enseñanzas que el Movimiento de la Nueva Era.

Nosotros debemos estar bien conscientes que este medio, conocido como la imposición de manos al que muchos Cristianos se someten a lo largo del mundo, facilita el trabajo de los demonios. Estas personas que poseen los mismos rasgos de Simón son los falsos profetas ante Dios. Aun los creyentes en Jesús, si tienen el pecado en sus corazones, pueden ser poseídos por los demonios. Estas personas son capaces de realizar milagros a través de las obras del diablo. Satanás guía a las personas a recibir la imposición de manos de sus siervos a fin de facilitar su posesión por los demonios y construir su reino a lo largo del mundo. Hoy día, las iglesias del Movimiento 2 Pentecostés-Carismático oficialmente se reconocen como denominaciones cristianas formales a lo largo del mundo.

Este mundo está caminando lentamente hacia el final. Si queremos nacer de nuevo en los últimos días, tenemos que saber como trabaja el Diablo y resistir firmemente sus ataques. Debemos ser salvados de nuestros pecados de una vez por todas y recibir la vida en el Espíritu Santo como un don mediante nuestra fe en el evangelio del agua y del Espíritu. Tenemos que volver a la verdad con el perfecto conocimiento de cómo el Espíritu de Dios viene a nosotros.

Como Dios dijo, “Mi. Pueblo fue destruido por su falta de conocimiento” (Óseas 4:6), hoy día muchos buscadores de la verdad son destruidos cuando, en su ignorancia, los carismáticos les guían mal. La gente dice que si aun la llamada Iglesia Carismática-Pentecostal fuera establecida en el desierto, la gente se reuniría ahí. ¿Por qué es esto? Los Carismáticos expanden sus iglesias a través de confundir a otros con seudo-poderes, guiándolos para que sean poseídos por los demonios a través de la imposición de manos. Uno de sus talentos especiales es que una vez que la gente ha sido poseída por el demonio a través de la imposición de manos, ellos se sienten muy entusiasmados para llevar una vida religiosa.

Otro rasgo especial de las personas carismáticas es que ellos donan grandes cantidades de dinero a sus iglesias e incondicionalmente se vuelven creyentes fanáticos. Incluso numerosos Cristianos son entusiastas acerca de la evangelización con el poder de los demonios, pero ciertamente van al infierno sin darse cuenta de su propio destino. Estas personas que fervorosamente creen en el poder del diablo como la evidencia de su salvación, están esperando el cielo sin una sola duda. Sin embargo ellos tienen el pecado en sus corazones y están condenados para ser destruidos.

Si a ellos se les pregunta lo siguiente, “¿Usted tiene el pecado en su corazón, pese a que cree en Dios?” Seguramente le contestan que es natural para ellos estar en pecado. Ellos piensan que es imposible para una persona no tener pecado en su corazón, aun cuando crea en Jesús.

Las personas tienden a pensar que ellos merecen entrar en el reino de Cielo, aun cuando ellos tienen el pecado en sus corazones, debido a que sienten consuelo creyendo en Jesús teniendo la evidencia del seudo-poder.

¡Que esperanza tan absurda es esto! La razón de su firme creencia es que ellos poseen algún tipo de habilidad sobrenatural. Han experimentado el hablar en lenguas, han visto visiones y han sanado enfermos, y firmemente creen que estas experiencias son obra del Espíritu Santo. Por consiguiente ellos se dicen que definitivamente han recibido la redención y el Espíritu Santo a través de estas experiencias.

Debido a que a que estas personas tienen un conocimiento imperfecto de las palabras de salvación, ellos no tienen la confianza en su salvación si no aparece cualquier tipo de habilidad visible en ellos. Por consiguiente, estas personas tratan con mucho esfuerzo encontrar convicciones visibles de salvación y finalmente terminan siendo usados por Satanás en su trabajo. Debido a que estas personas están intentando encontrar las respuestas de Dios a través de las oraciones de arrepentimiento o auto-sacrificios en lugar de creer en el evangelio del agua y el Espíritu, ellos reciben los malos espíritus en el futuro en lugar del Espíritu Santo.

El diablo acusa a las personas susurrando en sus oídos: “Usted ha pecado, ¿No es cierto?” Y los guía a caer en la auto-condenación. Conozco a una persona que ahora ha recibido el perdón de pecado y el Espíritu Santo. Esto es algo que le pasó antes de que naciera de nuevo, cuando él era un fervoroso creyente y temerario en Jesús. Esta persona inclusive hablaba en lenguas y realizó muchos milagros. No obstante que lloró y ofreció oraciones de arrepentimiento toda la noche, a pesar de su creencia en Jesús, es que el pecado continuó torturándolo en su corazón. Esto es cuando las murmuraciones de Satanás comenzaron. “Usted ha pecado, así que es mejor para usted que muera en lugar de vivir.” Satanás a menudo vino a él y lo acusó, torturándolo y recordándole sus pecados. Satanás lo llevó a la auto-condenación y el auto-juicio. Sin embargo, todo lo que él podía hacer era confesar el pecado en su corazón. Él no podía librarse de la imputación de Satanás hasta que vino a escuchar y creer en el bello evangelio.

Usted debe saber que aquellos que no creen en el evangelio del agua y el Espíritu se vuelven la presa del diablo. ¿Usted piensa que cualquiera que no ha recibido el perdón de pecados tiene el poder para rechazar el diablo? Cualquiera que no sostiene al verdadero evangelio del agua y el Espíritu será capturado y torturado por Satanás. El evangelio de Dios del agua y el Espíritu es completamente necesario para expulsar a Satanás. Por consiguiente, todos los que creemos en Jesús debemos creer en el evangelio del agua y el Espíritu, y también predicarlo a todo el mundo. Aquellos que oyen esto deben creerlo y obedecer.



¡El ministerio de la maldad ya está trabajando en el mundo!

El mundo entero está cubierto ahora con las actividades de los demonios. Si nosotros queremos predicar el evangelio que lleva a las personas a recibir el Espíritu Santo, tenemos que remover profundamente los malos entendidos a cerca de la vida en el Espíritu Santo.

En primer lugar tenemos que dejar en claro que es una mentira que el Espíritu Santo viene por la imposición de manos. Debemos testificar claramente que experiencias tales como “hablar en otras lenguas después de recibir la imposición de manos, sintiendo algo caliente en el cuerpo mediante el arrepentimiento y el ayuno, y escuchando mensajes directamente de Jesús” es la obra del diablo. Sólo a través de la fe en el evangelio del agua y el Espíritu las personas pueden ser liberadas del engaño del diablo. Sólo por la fe podemos salvarnos de nuestros pecados a través del evangelio del agua y el Espíritu.

Nosotros tenemos que derrotar al diablo, “el padre de la mentira” con el evangelio del agua y el Espíritu. Satanás ha atado a todas las personas a lo largo del mundo con la atadura de la auto-condenación, por lo que nosotros debemos devolver a estas personas a la verdad haciéndoles comprender que sus emociones y experiencias mal encaminadas son engaños de Satanás.

En estos días, personas como Simón el samaritano que intentó comprar el Espíritu Santo con dinero, son las que están ministrando la iglesia. Ellos son el ciego que guía a otro ciego. Ellos no le pueden mostrar la manera perfecta de la salvación a la gente debido a ellos no conocen el evangelio del agua y el Espíritu, y mantienen el pecado en sus corazones. Así que ellos los encausan a Satanás para morar en los corazones de sus seguidores mediante las sesiones de oración de toda la noche, clamando con oraciones de arrepentimiento y usando la imposición de manos. Estas personas realmente son poseídas por el diablo, y si nosotros queremos que ellos vuelvan a la Palabra de Dios, tenemos que destruir la obra de Satanás proporcionándoles el conocimiento perfecto del agua y el Espíritu. Si las personas no conocen las estrategias de Satanás, ellos no tendrán ninguna otra opción sino el sufrir en la impotencia.

Tal como dije, realizar milagros como hablar en lenguas y las profecías después de recibir la imposición de manos son todas actividades del diablo. En otros términos, los poderes de las personas carismáticas se manifiestan a través de las obras del diablo. Nosotros debemos enseñarles. “Es el diablo el que trabaja en usted si hay pecado en su corazón. Si usted piensa que el Espíritu Santo mora en usted, pese a que usted tiene el pecado en su corazón, entonces usted se ha engañado a sí mismo.”

La fe de los Apóstoles y la de las personas que recibieron la imposición de manos en el pasaje principal de Hechos 8 ha sido puesta en la misma categoría, debido a que los dos conocieron acerca del evangelio de Jesucristo del agua y el Espíritu. Pero la fe de los Apóstoles fue completamente diferente a eso a lo que la mayoría de los Cristianos de hoy creen, que meramente la imposición de manos los guiará a recibir el Espíritu Santo.

¿Una persona recibe el Espíritu Santo a través de la imposición de manos por alguien que ha recibido la remisión de pecados? No. Lo que la Biblia dice es que el Espíritu de Dios estaba cubriendo la faz de las aguas (Génesis 1:2). Esto significa que para que uno recibiera la remisión de pecados y el Espíritu Santo, primero se tiene que oír y creer en el evangelio del agua y el Espíritu. Dios envía el Espíritu Santo como un regalo a un Cristiano renacido que cree en el evangelio del agua y el Espíritu.

Nosotros debemos tener presente que sería una oposición al evangelio del agua y el Espíritu, el cual Dios dispuso para salvarnos de nuestros pecados, si nosotros les enseñáramos a las personas a buscar la imposición de manos para recibir el Espíritu Santo. Pensando que una persona puede dar a alguien más el Espíritu Santo, sería como desafiar a Dios, además las personas con este tipo de fe fácilmente caen en las trampas de Satanás. Nunca debemos permitir que esto pase.

¿Deseas saber más acerca del Espíritu Santo? Por favor haga clic en el banner de abajo para obtener su libro gratis sobre el Espíritu Santo.
To be born again

Todos nuestros pecados son perdonados cuando creemos en el evangelio del agua y el Espíritu, y el Espíritu Santo da testimonio de ello. Alguien que ya cree en el evangelio del agua y el Espíritu no tiene el pecado en su corazón. Esto no es debido a que él no haya pecado, sino que es debido a que él cree en el poder del evangelio del agua y el Espíritu. El evangelio del agua y el Espíritu testifica que él no tiene ningún pecado en su corazón, y el Espíritu Santo testifica eso también. Uno no puede llamar a Jesús su Salvador sin tener el Espíritu de Dios dentro de él.

Las personas poseídas por el demonio no conocen el evangelio del agua y el Espíritu, e incluso nunca lo han tomado como un asunto de discusión. Ellos ni siquiera conocen el evangelio del agua y el Espíritu, y es más, son incapaces de discernir la verdad. Ellos dicen que el Espíritu Santo sólo viene cuando ellos realizan y reciben la imposición de manos. Sin embargo, el Espíritu Santo nunca pasa por la imposición de manos. Usted debe comprender que las obras del diablo ahora ejercen gran influencia sobre las personas en las iglesias a lo largo del mundo con sus enseñanzas falsas. Por esta razón, es indispensable recibir el verdadero vivir en el Espíritu Santo creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu.

Regreso a la Lista

 


Versión impresa   |  

 
Bible studies
    Sermones
    Declaración de fe
    ¿Que es el evangelio?
    Términos Bíblicos
    PF sobre la Fe Cristiana
 

 
   
Copyright © 2001 - 2017 The New Life Mission. ALL RIGHTS reserved.